Las Fintech se posicionan como un actor principal en los modelos económicos del mañana.

Las Fintech han irrumpido en la sociedad y en los medios de comunicación de una forma progresiva, acaparando multitud de artículos, reportajes y columnas de opinión en prensa generalista y especializada. Esto se debe a que han crecido rápidamente motivadas por una demanda creciente y constante por parte de los usuarios, alcanzando las 300 empresas en España según el Observatorio de la Digitalización Financiera.

A diario se publican noticias sobre ellas y el término ya no resulta desconocido para gran parte de la sociedad española. Son una realidad que espera mover alrededor de 880 millones de euros este año y muchas de las empresas Fintech indican haber multiplicado por seis su negocio en tan solo dos años.

No obstante, puede que el término no resulte tan familiar y que no se conozca a ciencia cierta por qué se caracterizan este tipo de empresas o las funciones que llevan a cabo.

En primer lugar, analizaremos el origen del término para conocer de forma general su característica principal. Se trata de un término compuesto que une las primeras sílabas de las palabras Finance y Technology. Las Fintech son por tanto, empresas de servicios financieros que utilizan la tecnología para ofrecer productos y servicios financieros innovadores, la fusión de las finanzas con las nuevas herramientas tecnológicas.

Los principales objetivos de este tipo de compañías son:

  • La oferta de nuevos servicios financieros.
  • La suma de valor a los ya existentes.
  • La mejora de eficiencia en cuanto a costes en los servicios actuales.
  • Facilitar el acceso a este tipo de servicios y aportar mayor transparencia en la oferta.

Pero sin duda, el objetivo principal y que comparten todas las Fintech es el uso de la tecnología para mejorar los servicios financieros.

Entre las Fintech podemos encontrar destinas tipologías, pero las más habituales son las relacionadas con el crowdfunding y crowdlending, divisas, criptomonedas, transferencias y medios de pago.

Las empresas centradas en los medios de pago como es el caso de Sipay, permiten pagar a través de distintos canales, apostando por la experiencia y la omnicanalidad 360º, haciendo que el proceso de checkout sea lo más rápido, simple y seguro posible, sea cual sea el canal o método de pago a través del cual el usuario quiera finalizar su compra.

El éxito reside en no dejar de innovar y adaptarse a las necesidades del mercado y de los consumidores, ofreciendo productos y desarrollando tecnologías, apostando por la experiencia del cliente y la invisibilidad en el proceso de pago.

[vc_row full_width=”stretch_row_content” remove_padding=”no-padding-vc-row” css=”.vc_custom_1544547696091{background-color: rgba(158,158,158,0.43) !important;*background-color: rgb(158,158,158) !important;}”][vc_column width=”2/3″ css=”.vc_custom_1544542304763{padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 10px !important;}”][ultimate_heading main_heading_color=”#ffffff” main_heading_font_family=”font_family:Exo|font_call:Exo” main_heading_font_size=”desktop:24px;” main_heading_margin=”margin-top:18px;” sub_heading_margin=”margin-top:35px;” sub_heading_font_size=”desktop:25px;”]

Suscríbete para mantenerte informado

[/ultimate_heading][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_btn title=”¡Suscríbete!” style=”custom” custom_background=”#c00000″ custom_text=”#ffffff” shape=”round” align=”center” link=”|||” css=”.vc_custom_1544544239818{padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 0px !important;}” el_class=”popmake-19536″][/vc_column][/vc_row]