La liberalización de las rebajas ha generado a lo largo de estos años un alto crecimiento de las compras online. La posibilidad de celebrarlas en cualquier momento y desde la comodidad de tu propio hogar, genera un cambio en la tendencia para este 2021.

Este año las rebajas de invierno llegan para ser más online que nunca. Se trata de una época muy esperada por los consumidores y caracterizada por numerosos descuentos que hacen que muchos de ellos decidan comprarse aquellos productos que desean a un precio más económico. Pero, ¿qué tendencias nos dejarán las rebajas de invierno para este 2021?

Crecimiento del comercio electrónico

Debido a la situación provocada por la crisis sanitaria y a las condiciones meteorológicas ocasionadas por el temporal “Filomena”, las compras online no han hecho más que crecer. Este cambio en la tendencia, incluso, para los consumidores que hasta ahora no estaban habituados a realizar sus compras de forma online ha aumentado en los últimos meses, y no solo eso, sino que se espera que prevalezca en el futuro.

Además de esto, ¿cómo está afectando la pandemia a las compras online durante el periodo de rebajas? Las restricciones que vivimos actualmente a causa del COVID-19 respecto a la forma de relacionarnos, así como en lo referente a horarios y aforos comerciales, son factores clave que están incidiendo directamente en cómo compramos. Las facilidades que proporciona el comercio electrónico para realizar compras online sin tener que acudir a un establecimiento físico, sumado al miedo al contagio, son algunos de los aspectos que están favoreciendo su incremento.

El crecimiento del comercio electrónico ha provocado una demanda por parte del usuario, que pide nuevos y más métodos de pago digitales, más ágiles y seguros. El consumidor digital de 2021 cada vez utiliza más los métodos de pago electrónicos y eso es algo que el sector está percibiendo. Por ello, cada vez existen más alternativas al pago tradicional y es tan importante que los comercios apuesten por ellos, pudiendo ofrecer al usuario el método de pago con el que más cómodo se sientan.

En definitiva, el ecommerce y los pagos digitales llegan para quedarse y generar un cambio de paradigma en todos los sectores, que convierten poco a poco al consumidor en un comprador más digital y tecnológico de lo que ya era.

Aumento del comercio local

A pesar de que el comercio electrónico es una de las tendencias más destacadas para este 2021, el comercio físico también ha experimentado una profunda transformación, adaptándose en muy poco tiempo y respondiendo de forma rápida y eficaz a la demanda del consumidor.

Como resultado de esta adaptación, se ha incrementado la aceptación de cobro con tarjeta y el uso del pago contactless en los comercios, lo que permite al consumidor pagar de forma rápida y segura. El uso de tokens se ha convertido en una de las maneras más efectivas de proteger los datos y es especialmente útil para comercios que aceptan pagos recurrentes y compras en un clic.

Desde Sipay, pasarela de pagos a la vanguardia de la innovación, destacan algunos puntos que los comercios electrónicos deberían implementar para afrontar el periodo de estas rebajas de invierno.

Por un lado, deben apostar por preparar sus ecommerce con un diseño web responsive que permita adaptar el contenido de la página web al tamaño de los distintos dispositivos que utiliza el usuario, ya que últimamente los dispositivos móviles se han convertido en el medio más utilizado para aprovechar las rebajas y la mayoría de las compras online se realizan a través de smartphones y/o tablets.

Por otro lado, llevar a cabo una buena estrategia de usabilidad generará que muchos clientes realicen un checkout fácil y rápido, traduciéndose esto en un incremento de ventas para la página web, así como una buena forma de evitar carritos abandonados.

Una buena experiencia de usuario está basada en ofrecer al comprador en cada momento lo que necesita y a lo que está acostumbrado.